¿Puedo usar Medicaid fuera del estado donde vivo?

¿Puedo usar Medicaid fuera del  estado donde vivo?
| Foto: ISTOCK

Medicaid es el programa de salud para personas de ingresos bajos o medios, que no pueden afrontar el costo de un seguro privado o incluso de la parte de las primas que se debe pagar cuando tienes seguro a través de tu trabajo.

Este programa es en esencia una iniciativa del gobierno federal, pero los estados lo gerencian, lo que significa que determinan las reglas de elegibilidad, si se incluye un requisito de trabajo para ser beneficiario o, por ejemplo, o si se permite a los inmigrantes sin papeles participar del programa, entre otras puntos críticos.

Por ese fuerte componente estatal, la respuesta a la pregunta de esta historia es en principio que no, no puedes utilizar Medicaid fuera del estado en el que vives.

Si por ejemplo tienes Medicaid en Nueva York, y te mudas a Texas, los criterios de elegibilidad son completamente distintos. De hecho, el primer estado expandió el programa y el segundo no.

Por eso, si te mudas, debes volver a aplicar a Medicaid en tu nuevo estado y la elegibilidad cambia mucho dependiendo de adónde te mudes. Puedes ser elegible para el programa en un estado, pero no en otro.

La mayor posibilidad de seguir teniendo Medicaid es si te mudas a un estado que lo haya expandido.

Es importante que sepas que no puedes tener Medicaid en dos estados distintos, para aplicar al nuevo (generalmente un proceso que puede llevar de 15 a 90 días), debes cancelar tu programa anterior.

¿Qué es la expansión de Medicaid?

La Ley de Cuidado de Salud a Bajo Precio (ACA, popularmente conocida como Obamacare), recomendó a los estados expandir Medicaid, para que más personas accedieron a doctores, pruebas preventivas y tratamientos. Para lograrlo, la ley sugirió que los estados establecieran pautas para calificar más amplias, para que personas con salarios un poco más altos —pero que todavía luchan por pagar sus cuentas médicas— pudieran ser elegibles.

Al 1 de agosto de 2019, 36 estados y el Distrito de Columbia habían expandido Medicaid. Catorce decidieron no hacerlo.

Un análisis del equipo de Medicaid de la Kaiser Family Foundation comprobó, entre otras cosas, que los estados que expandieron Medicaid:

  • Experimentaron aumentos significativos en la cobertura
  • Tienen un mejor acceso a la atención
  • Lograron brindan más cuidado médico a las poblaciones vulnerables
  • Ahorraron dinero del presupuesto estatal para atención de salud.

Aunque algunos aspectos críticos —como conseguir una cita, o una orden para ver a un especialista— siguen siendo desafíos.

El gobierno federal cubrió el 100% del costo de la expansión en los primeros años de ACA, y en el futuro seguirá cubriendo el 90%. 

A junio de 2019, Medicaid tiene 72.2 millones de inscriptos, de los cuales 6.6 millones son menores de edad bajo el Programa de Seguro de Salud Infantil (CHIP).

La inscripción a Medicaid y CHIP está abierta todo el año, aunque un momento ideal para saber la situación en tu estado y averiguar si eres elegible es durante el Período Abierto de Inscripción en los mercados de seguros de ACA. Este período en la mayoría de los estados va del 1 de noviembre al 15 de diciembre (aunque algunos estados que gerencian sus propios mercados tienen ventanas más largas).

Medicaid es la principal fuente de cobertura de salud del país. El 30% de los beneficiarios adultos de este programa son latinos, aunque el porcentaje varía dependiendo del estado.

Un informe de Unidos US de 2017 mostró que el 36% de los niños que tienen CHIP son latinos.

Medicaid cubre un amplio espectro de servicios, desde médicos y hospitalarios, hasta de vacunas y cuidado materno infantil.

Los estados tienen opciones adicionales de cobertura y pueden optar por cubrir a otros grupos, como las personas que reciben servicios de salud ​​en el hogar y en los centros comunitarios, o niños en hogares de cuidado temporal.

Inmigrantes y Medicaid

Todos los ciudadanos, nacidos en el país o naturalizados, tienen derecho a tener Medicaid o CHIP, por supuesto, si cumplen con los requisitos de elegibilidad. 

Los inmigrantes a los que se define como “no ciudadanos calificados” generalmente también son elegibles para estas coberturas, si cumplen con las normas de ingresos y residencia de su estado.

Para obtener cobertura de Medicaid y CHIP, muchos "no ciudadanos calificados" (como las personas con green card) tienen un período de espera de 5 años. Esto significa que deben esperar 5 años después de recibir el estatus de inmigrante "calificado" antes de poder obtener cobertura de Medicaid y CHIP. Sin embargo, los estados tienen el poder para reducir ese tiempo de espera o simplemente eliminarlo.

El término "no ciudadano calificado" incluye:

  • Residentes permanentes 
  • Personas con status de asilo
  • Refugiados
  • Cubanos  
  • Personas en libertad condicional por al menos un año
  • Personas que hayan entrado al país de manera condicional antes de 1980
  • No ciudadanos víctimas de violencia doméstica
  • Personas que estén tramitando sus visas por ser víctimas de tráfico humano
  • Una persona que enfrente la deportación a la que se le haya concedido un período de gracia.
  • Miembro de una tribu india reconocida a nivel federal o indio americano nacido en Canadá

Es importante saber que los inmigrantes indocumentados no tienen derecho a participar de estos programas, sin embargo, algunos estados han avanzado con iniciativas locales para cubrirlos.

Por ejemplo, California cubre a los menores de edad sin papeles a través de Medi-Cal, la versión estatal de Medicaid (unos 250,000 niños y adolescentes), y está debatiendo en la Legislatura la posibilidad de cubrir también a los adultos sin papeles.

¿Qué pasa cuando estás de viaje?

Lo mismo ocurre si estás viajando fuera de tu estado, en general Medicaid no cubre los servicios médicos fuera de tu estado de residencia.

Solo en algunos casos, Medicaid cubre tratamientos fuera de tu estado si hay una autorización previa de tu médico o si el hospital o clínica en donde buscas tratamiento está cerca de la frontera estatal y muchas personas de tu estado se atienden en esas instalaciones.

Como siempre, lo ideal es informarse antes de cualquier cambio, para saber qué hacer en caso de necesidad médica.

Comparte tu opinión