Cómo manejar, y sacar provecho, de un plan médico con deducible alto

Cómo manejar, y sacar provecho, de un plan médico con deducible alto
| Foto: GETTY IMAGES

La definición de plan médico de bajo costo es aquél que tiene una prima (lo que pagas cada mes por tener cobertura) baja. Son los seguros de salud ideales para las personas que no cuentan con un salario importante y, dependiendo de dónde vivan, que tal vez no califiquen para Medicaid.

Incluso si reciben subsidios al adquirir un seguro de salud a través de los mercados establecidos por el Obamacare, todavía en la mayoría de los casos tendrán que pagar una cifra mensual.

Sin embargo, lo que pocas veces se dice, es que estos planes pueden ser muy atractivos porque se gasta poco por mes, pero tienen deducibles muy altos.

El deducible es lo que tiene que pagar el consumidor de su bolsillo antes que la aseguradora comience a pagar. Por ejemplo, un plan familiar por el que pagas, digamos, $110 al mes, podría tener un deducible de más de $10,000 anuales.

Esto significa que debes sacar de tu bolsillo ese dinero antes que tu aseguradora se haga cargo del total de un gasto médico. Por supuesto, tu plan irá pagando parte de los costos, pero siempre tendrás que desembolsar tu porción del gasto hasta que no alcances tu deducible.

Los siguientes son algunos consejos para que tu deducible no te drene el bolsillo:

Mejor prevenir que curar

Si tienes una situación médica, busca atención lo más pronto posible, siempre será menos costoso que esperar hasta que la condición o enfermedad se agudice y tengas que terminar en una sala emergencias.

Visita a tu médico de atención primaria para recibir atención preventiva y de rutina. La Ley de Cuidado de salud a Bajo Precio (ACA, popularmente conocida como Obamacare) exige que los planes de salud del mercado cubran ciertos servicios de atención médica preventiva sin cobrarte un copago o coseguro, incluso si no has alcanzado tu deducible anual. Los ejemplos de servicios preventivos incluyen: detección y asesoramiento sobre abuso de alcohol, detección de presión arterial y de colesterol.

Es posible que ni siquiera tengas que salir de su casa para recibir atención. Su seguro puede cubrir la telemedicina, a través de la cual puede consultar a un médico en línea o mediante un dispositivo móvil. Esta es a menudo una opción de bajo costo para tratar dolencias como una gripe.

Compara precios

Antes de buscar atención, puedes comparar con anticipación para verificar los precios de los procedimientos y servicios médicos.

También puedes llamar a proveedores en tu área para ver lo que cobran por varios servicios. Explícales que tienes un plan de salud con deducible alto y necesita ayuda para minimizar los costos.

Usa proveedores en la red

Obtener atención fuera de tu red puede aumentar tus costos sustancialmente. Una HMO probablemente no te reembolsará ningún servicio fuera de la red. Una PPO puede cobrarte el doble o más por la atención fuera de la red.

También puedes pagar un deducible más bajo cuando recibes servicios de proveedores de atención médica que están en tu red.

Tu compañía de seguros debe tener un directorio de proveedores o una herramienta para "Encontrar un médico" para que puedas ver qué proveedores están dentro de tu red.

Comparte tu opinión