Covid-19: ¿Cubre tu seguro los test y el tratamiento? Lo que tienes que saber

Covid-19: ¿Cubre tu seguro los test y el tratamiento? Lo que tienes que saber

El coronavirus conocido como Covid-19 avanza imparable por todo el mundo y especialmente por Estados Unidos. El país se ha convertido ya en la nación con más casos y las perspectivas no son halagüeñas. Ante esta situación, muchas personas se plantean si necesitan hacerse test para detectar la enfermedad y, en caso de contraerla, cómo van a costear su tratamiento.

En este artículo te damos todas las claves para que sepas cómo puedes hacer frente a la pandemia del coronavirus sin que tu economía se vea más dañada de lo necesario. Sigue leyendo y toma buena nota, porque esta información es fundamental para tu bienestar.

Qué vas a encontrar en este artículo

1 – El coronavirus, una pandemia en plena expansión

La epidemia de coronavirus, convertida ya en pandemia, afecta a la gran mayoría de naciones del planeta. En Estados Unidos está teniendo una especial incidencia y el país se ha convertido ya en el que más casos activos tiene en el mundo, con más de 124.000 personas infectadas y casi 2.200 muertes a finales de marzo.

Ante esta situación, las autoridades federales y estatales ponen en marcha planes de contingencia e incluso se plantean decretar cuarentenas obligatorias que refuercen  los confinamientos ya implantados en buena parte de los estados de la Unión.

Y, mientras, la población trata de intuir qué puede suceder y busca protegerse ante una enfermedad que, si bien no resulta especialmente letal,  golpea con dureza a las personas con patologías previas, defensas bajas y, especialmente, ancianas.

Hoy, muchos estadounidenses se hacen las mismas preguntas: ¿Cómo voy a pagar los gastos médicos de un tratamiento por coronavirus? ¿Cuánto cuesta? ¿Lo cubre mi plan de salud? ¿ Lo cubre mi seguro?

2 - ¿Cuánto cuestan los test y los tratamientos por coronavirus?

Lo primero que debes saber es que no se hacen pruebas a todo el mundo. Son las autoridades sanitarias locales y estatales las que deciden el protocolo de aplicación de los test para detectar el virus de la Covid-19.

En un primer momento, los test no eran gratuitos. Sin embargo, el Gobierno Federal decretó rápidamente que se hicieran sin costo en los hospitales públicos, tanto municipales como estatales.

Por tanto, no tienes que pagar nada por los test de coronavirus, porque el servicio de sanidad pública se encarga de ello. Además, cualquier hospital público debe tener la capacidad de hacer las pruebas en sus áreas de urgencias. Sin embargo, para no sobrecargar estos servicios de emergencias, conviene que antes de acudir consultes con tu médico. El doctor podría tener la capacidad de hacerte el test en su clínica o, en su caso, indicarte si debes acudir al hospital o no.

Además, la mayoría de las compañías de seguros del país ya ha dicho que costearán los test de coronavirus sin cargo para sus clientes.

Diferente escenario presenta el tratamiento por coronavirus y su costo. Un primer estudio de la Kayser Family Foundation señala que el costo varía mucho en función de la gravedad de la persona enferma. Así, para los casos más graves, los que desarrollan neumonía, el precio medio se puede situar en los 20.000 dólares e incluso por encima. Si se dispone de un seguro de salud provisto por el empleador, la cobertura se hará cargo de la mayor parte de ese costo, pero los expertos de Kayser Family Foundation consideran que los gastos asumidos por la persona enferma, lo que se denomina deducible o también ‘out of pocket’, estarían por encima de los 1.300 dólares.

Para las personas que tengan un grado de gravedad medio, sin neumonía o con neumonía leve, la media se sitúa en los 13.767 dólares, mientras que las personas con afecciones graves o solo complicaciones con otras enfermedades, el coste medio será de 9.763 dólares.

Los deducibles estarían siempre en función del tipo de seguro. Sin embargo, los datos de Kayser Family Foundation indican que el 82 por ciento de las pólizas de seguros de salud ofrecidas por las empresas tienen deducibles y un 55 por ciento de esos deducibles se sitúa por encima de los 1.000 dólares. La situación puede ser peor en los planes de salud con altos deducibles (HDHPs).

A estos costos que debe asumir la persona asegurada se pueden añadir otros. Muchos planes de seguros cargan costos en concepto de hospitalización, como copagos (que suelen ser cantidades fijas), o coseguros, que suelen ser un porcentaje del total a cargo del asegurado.

Esta variabilidad hace que sea muy difícil determinar un costo final, pero, en todo caso, la Kayser Family Foundation asegura que serán altos y que muchas personas se pueden encontrar con importantes sorpresas en forma de facturas inesperadas.

Ante esta situación, parece aconsejable tomar medidas de refuerzo, como contratar seguros de salud y seguros complementarios que den una cobertura extra en caso de contraer la enfermedad y eviten gastos imprevistos.

3 – Seguro de salud: ¿cubre el coronavirus?

Contar con un seguro de salud privado es una idea excelente en este tiempo de incertidumbre y las compañías ya han adelantado que cubrirán los costos de los tratamientos que necesiten las personas infectadas por el Covid-19. Además, varios estados han reabierto el plazo de inspripción para planes de seguro, que habitualmente se abre en noviembre. De esta forma, muchas personas sin seguro pueden calificar ahora y tener una cobertura en caso de contraer el coronavirus.

Con una póliza de salud, si no se tiene seguro grupal, se dispondrá de una cobertura médica fundamental. Si, además, se dispone de la póliza del empleador, el seguro médico personal reforzará su cobertura y ahorrará costes.

Los seguros de salud se encargan de todos los costos derivados de la atención médica, análisis, pruebas, tratamientos, hospitalizaciones… Cada plan es diferente: en función de cuánto se pague en forma de prima, las coberturas son mayores, las prestaciones también y cambian los copagos y los deducibles, cantidades que debe pagar la persona asegurada. Es muy importante elegir correctamente el plan de salud que se necesita.

Hasta el momento, tres grandes aseguradoras, Humana, Cigna y Aetna, han anunciado ya coberturas especiales por hospitalizaciones y tratamiento de coronavirus lo cual implicaría una exención en el pago de estos costos.

Otra forma de protegerse es contratar seguros de salud complementarios, que ofrecen protección para situaciones específicas, como cobertura de seguro dental , seguro de visión , de seguro de enfermedad grave o seguro de gastos hospitalarios. En el caso del coronavirus, un seguro de hospitalización sería de gran ayuda para hacer frente a esos posibles gastos imprevistos.

Algunos seguros de gastos hospitalarios pagan entre $50 y $1000 dólares diarios directamente a la persona asegurada para cubrir no solo parte de los gastos relacionados con la hospitalización sino cualquier otro derivado de las circunstancias. El seguro hospitalario tiene un gasto mensual accesible. Puedes pedir más información aquí.

Lamentablemente, no todos los estadounidenses disponen de un seguro de salud. Se considera que hay al menos 30 millones de personas sin cobertura y hasta 44 millones infraaseguradas.

Si no se dispone de un seguro médico, se puede recurrir al sistema de atención Medicaid, que ofrece asistencia básica, según los ingresos y cantidad de miembros en la familia.

4 – Más accidentes domésticos: protégete ante el confinamiento

La emergencia del coronavirus tiene un efecto colateral inesperado: el confinamiento de buena parte de la población. Ese aislamiento social es necesario para contener la expansión de la epidemia y evitar que los hospitales colapsen. Sin embargo, con las personas todo el día en casa, se disparan los accidentes domésticos.

En Estados Unidos, el entorno del hogar es el espacio en el que más accidentes se registran, por lo que aumentar la estancia en casa disparará el número de percances. Los más habituales son las caídas, las intoxicaciones, las quemaduras y los atragantamientos.

Para protegerse de los accidentes, la mejor solución es contar con un seguro personal de accidentes. Se trata de pólizas que cubren los costes derivados de estos accidentes y se hacen cargo de tratamientos, consultas y gastos como las rehabilitaciones.

En estos tiempos confusos de la pandemia de coronavirus, los seguros de salud y accidentes pueden darte la protección extra que necesitas. Infórmate cuanto antes.

Comparte tu opinión