Telemedicina: claves y ventajas de un servicio que transformará el cuidado de tu salud

Telemedicina: claves y ventajas de un servicio que transformará el cuidado de tu salud
| Foto: GETTY IMAGES

Cada día está más claro que la telemedicina será una de las grandes innovaciones de los próximos años. La suma de nuevas tecnologías de la información y de las precauciones derivadas de la lucha contra el coronavirus ha propiciado el auge de una forma de cuidar nuestra salud que, con seguridad, ha llegado para quedarse.

En este artículo te explicamos qué es la telemedicina y cuáles son sus principales ventajas. Si estás pensando en contratar algún servicio de este tipo, sigue leyendo para saber en qué consiste y qué te ofrece la telemedicina.

¿Qué es la telemedicina?

Los sistemas de telemedicina permiten acceder a servicios médicos de todo tipo a través de soluciones digitales u online, como videoconferencias, llamadas telefónicas o aplicaciones para el celular o la tablet. A través de la telemedicina, se obtienen consultas con médicos, diagnósticos y prescripciones sin necesidad de salir de casa.

La progresiva digitalización de nuestras sociedades propicia esta innovación que, con seguridad, resultará trascendental. En el futuro, cualquier problema de salud podrá resolverse de forma rápida y segura con una simple teleconsulta al médico o especialista adecuado.

¿Cómo funciona la telemedicina?

Contar con un sistema de telemedicina es muy sencillo: es suficiente con contratarlo a través de algún proveedor especializado, como HolaDoctor, líder en información y servicios médicos y de salud para la comunidad latina.

Por muy poco dinero al mes, los proveedores ofrecen diferentes vías de acceso a la telemedicina: a través de llamadas telefónicas, a través de plataformas de mensajería privada (iMessage, WhatsApp…), a través de videoconferencia o utilizando aplicaciones específicamente desarrolladas para ser utilizadas en dispositivos móviles.

¿En qué momento se puede utilizar un servicio de telemedicina?

En cualquier momento: 24 horas al día, 7 días a la semana, 365 días al año. En el preciso instante en que consideres que necesitas atención de un doctor, te conectas a tu servicio de telemedicina y automáticamente entras en contacto con las personas que te pueden ayudar. No hay restricciones al uso de las funcionalidades del servicio, ni al acceso a los profesionales médicos que ofrecen su atención a distancia.

¿Qué doctores me van a atender?

Los proveedores de telemedicina cuentan con redes de médicos altamente cualificados que trabajan por turnos las 24 horas del día para ofrecer atención continua. En esas redes hay doctores de medicina general y médicos de familia, pero también los especialistas más variados. Esto garantiza un acceso rápido y directo con los expertos, sin que tengas que esperar la llamada del centro médico o el hospital.

¿Qué tipo de problemas médicos se resuelven a distancia?

Los servicios de telemedicina se hacen cargo de la gran mayoría de dudas, consultas y problemas de salud que se producen en las familias de Estados Unidos. De hecho, hasta un 70 por ciento de las consultas médicas típicas se pueden resolver a través de la telemedicina. Por ejemplo, las nueve principales y más habituales:

Alergias: la mayor parte de los trastornos debidos a las alergias son relativamente sencillos y se pueden resolver a distancia.

Bronquitis: las personas afectadas de bronquitis presentan una sintomatología muy concreta que los expertos pueden atender sin problemas en remoto.

Dolor de oídos: La otitis, las infecciones de oídos y, en general, el dolor de oídos, constituyen una de las consultas médicas más frecuentes y se diagnostican y tratan sin dificultad en la telemedicina.

Dolores de garganta: Las faringitis, amigdalitis y otros problemas de garganta también resultan sencillos de tratar para los médicos que practican la diagnosis a distancia.

Sinusitis: Uno de los problemas respiratorios más habituales y, al tiempo, uno de los que se diagnostican y abordan con más facilidad. Sin ningún problema, los médicos lo identificarán a distancia.

Conjuntivitis: Los problemas oculares, como la conjuntivitis, también son habituales y se pueden diagnosticar fácilmente en la telemedicina.

Estreptococo: Las infecciones por estreptococo, que causan infecciones de garganta y otros trastornos, se identifican con claridad y los médicos a distancia las tratan con seguridad.

Infección respiratoria: Las infecciones que afectan al aparato respiratorio resultan igualmente frecuentes y constituyen materia habitual para la telemedicina.

Infección urinaria: Muy habitual y molesta, la infección del tracto urinario es un problema que se diagnostica y soluciona rápidamente a distancia.

¿Puedo obtener recetas médicas con la telemedicina?

Los servicios de telemedicina no solo diagnostican y proponen tratamientos, también ofrecen recetas médicas para adquirir los medicamentos necesarios en cada caso. Además, utilizando estos sistemas, es posible hacer búsquedas de ofertas en toda la geografía nacional para localizar los mejores precios para esas medicinas.

¿Qué otras prestaciones ofrece la telemedicina?

Además de la atención, el diagnóstico, el seguimiento y la prescripción a distancia, los sistemas de telemedicina ofrecen muchos otros servicios, como la ayuda para localizar, comparar y concertar citas para especialistas y tratamientos en los mejores centros médicos.

Ventajas de la telemedicina

Como puedes ver, los servicios de telemedicina resultan muy atractivos y, sin duda, serán fundamentales en el futuro para entender la protección global de nuestra salud. Sin duda, ofrecen importantes ventajas que, bien utilizadas, te ayudarán a ahorrar tiempo y dinero y a tener máxima tranquilidad sobre tu salud y la de los tuyos.

De entre las muchas prestaciones que aporta la telemedicina, destacamos las cinco ventajas más importantes:

  • Cuando tú lo necesites. Quizá la mayor ventaja de la telemedicina sea que no tiene horario. Si necesitas la atención de un médico a cualquier hora de la noche o en un día festivo, ahí la tienes, disponible, a una llamada o a un click.
  • Desde la seguridad de tu hogar. Otro beneficio que aporta la telemedicina es que puedes recibir atención y tratamiento sin moverte de tu hogar. Esta ventaja resulta especialmente útil en estos tiempos de pandemia, cuando buena parte de la población está confinada en sus domicilios. Y, sobre todo, cuando hospitales y centros médicos son lugares donde es fácil contagiarse con el coronavirus.
  • Todo tipo de especialistas. No importa qué tipo de problema tengas: los servicios de telemedicina disponen de todo tipo de especialistas que te atenderán de forma inmediata.
  • Sin esperas. Posiblemente sea la otra gran ventaja de la telemedicina: evitar las listas de espera y los largos tiempos muertos en la sala de espera de la consulta del médico.
  • Sencillez de manejo. Utilizar la telemedicina es realmente simple y no hace falta tener conocimientos tecnológicos. Es tan sencillo como descolgar el teléfono y hacer una llamada a tu servicio de atención médica a distancia.

En resumen, contar con un servicio de telemedicina en tu hogar es una decisión muy acertada para proteger mejor tu salud y la de los tuyos. Son sistemas de atención prácticos, eficaces y con precios muy asequibles. Por una cantidad realmente modesta al mes, podrás disponer de redes de médicos de todo tipo a tu servicio, cuando quieras y desde donde tú quieras.

Comparte tu opinión